Después de un otoño con incidencias personales que no nos ha permitido organizar una salida, por fin conseguimos planificar nuestra siguiente ruta para el día 23 de diciembre.

Como siempre nos citamos en la puerta del colegio Sagrada Familia a las 9:15, como no podía ser de otra manera la mañana es fresca con algo de niebla que nos acompañará casi toda la mañana.

Nos juntamos 8 moteros que como siempre con ganas de disfrutar encima de nuestras monturas y destino la Sierra de Altomira.



La sierra de Altomira es un elemento geográfico que se encuentra al sur de la Alcarria, a la que pocas veces hemos visitado. La idea es realizar un recorrido algo diferente a lo que solemos hacer cuando nos dirigimos a Guadalajara, para lo cual salimos en dirección a Valencia por la A-3 para coger la salida 28 dirección a Morata de Tajuña por la M-313. Carretera con buen asfalto, pero que debemos ir con cuidado por que la niebla hace que el asfalto este húmedo y algo peligroso.

Cuando llegamos a Morata de Tajuña cogemos la N-315 dirección a Valdelaguna, algo que no es sencillo si no conoces el pueblo, puesto no hay ninguna señal que te oriente. Días antes ya me preocupe de realizar la ruta recorriendome el pueblo hasta que conseguí orientarme y tener claro como salir del pueblo dirección a Valdelaguna.

La carretera N-315 es una carretera estrecha, que aunque no tiene mal asfalto esta algo bacheada, que hace que las motos mas deportivas sufran más de lo normal. Pasado Valdelaguna nos dirigimos a Brea del Tajo (N-323) y después a Villamanrique de Tajo (N-319), sin que la niebla nos de un respiro y nos deje disfrutar del paisaje. Sin duda tendremos que volver a recorrer estas carreteras para disfrutar del paisaje que la niebla no nos ha dejado ver.

Siguiendo la vega del rio Tajo pasamos por Fuentidueña del Tajo para dirigirnos a Illana, donde recorremos la ladera de la Sierra de Altomira, que aunque sus cerros son de escasa altitud las vistas que pueden llegarse a divisar en días despejados son preciosas.




Según subimos en altura la niebla desaparece y la carretera se seca pudiendo disfrutar mucho más del recorrido, hasta llegar a Albalate de Zorita donde paramos a tomar un "tente en pie". Después del aperitivo en Albalate de Zorita, nos dirigimos de vuelta a casa pasando por Zorita de los Canes, admirando su castillo del siglo IX de construcción árabe utilizado para la defensa del río Tajo.

Seguimos por carreteras comarcales evitando ir por la autovía y pasando por las localidades de Almoguera, Albares, Mondejar, Ambite y la preciosa villa barroca de Nuevo Baztán, diseñada José de Churriguera por encargo de Juan de Goyeneche.

Nos dirigimos por Campo Real para coger finalmente la A-3 y llegar a Madrid a descansar.



 
Next
This is the most recent post.
Entrada antigua

0 comentarios:

Redes Sociales